Lagarto, Luis (Sevilla, ca. 1556- México, 1620).

Aunque nace en la capital andaluza pudo formarse en Granada en el taller de uno de los iluminadores que por aquel entonces había en la ciudad que era Lázaro de Velasco, hijo de Jacobo Florentino y comentarista de Vitruvio, quien pudo transmitirle una fuerte atracción hacia lo italiano. Más tarde embarcó hacia Nueva España, donde fue nombrado maestro de primeras letras por el virrey Villamanrique en el colegio de los niños de San Juan de Letrán. Entre 1592 y 1594 estará vinculado profesionalmente con el carpintero Juan Salcedo de Espinoza en las fiestas del Ayuntamiento de México, encargándose de preparar autos, comedias y danzas de gigantes, así como de la escenografía y del vestuario necesario. Entre 1600 y 1620, aproximadamente, realizaría libros de coro para las catedrales de México, Puebla y Oaxaca, siendo estas miniaturas una de sus principales producciones. Además de las obras mencionadas también se conservan otras de gran interés en colecciones particulares mexicanas y en el Museo José Luis Bello y Zetina de Puebla.

Para la realización de los numerosos encargos que a lo largo de su vida activa acepta, contaría con la ayuda de al menos tres de sus hijos, Luis, Andrés y Francisco, quienes recibirán su aprendizaje colaborando estrechamente con su padre, siendo los continuadores de su obra. El trabajo de Luis Lagarto, con el alargamiento de sus figuras, es un buen representante de la introducción del manierismo en Nueva España.

Foto – Luis Lagarto. Capitular G del Libro IV. Catedral de Puebla de los Ángeles. México. ca. 1600-1620.